INTRODUCCIÓN

 
WhatsApp Image 2016-11-13 at 18.58.42 (1).jpeg

 

Esta obra es fruto de la admiración y el respeto hacia uno de los más grandes arquitectos que ha dado Colombia. Tuve el placer de conocerlo como profesor y luego como amigo.

El proyecto nació en 1992 y se desarrolló hasta el 2004. Inicialmente era para ser publicada a través de la editorial Villegas Editores, en Bogotá - Colombia, en donde por seis años trabajé en sus talleres.

Luego de terminarla, y por alguna razón del destino, pasaron doce años sin conseguir el patrocinador necesario para publicarla.

En Agosto de 2016, ya hacía tiempo que vivía en Chile, en un viaje que hice a Colombia, Benjamín Villegas, director de la editorial, me comunica su decisión de abandonar el proyecto, por la razón anteriormente expuesta. Adicionalmente, me ofrece pasar todo el material a alta resolución y entregármelo para que lo pueda publicar a través de mi página web. Había terminado una etapa de trabajo bajo un acuerdo de caballeros, y al mismo tiempo nacía una nueva oportunidad.

La cuestión es: ¿Por qué hacer un libro sobre Herbert Baresch García ?

 Porque… nadie más lo hizo. Es algo parecido cuando a George Herbert Leigh Mallory, el primer alpinista que subió el Everest en 1924 (24 años antes de ascenso oficialmente reconocido) le preguntan por qué escalarlo. Él se limitó a contestar: “Porque está ahí.”

¿Qué hizo Herbert Baresch para ser tan significativo para la arquitectura?

No solo destacó y sobresalió en su campo: como todos los grandes hombres y mujeres de la historia, fue un revolucionario, rompió patrones establecidos, se salió de lo que se supone que debe ser correcto para la sociedad. Las personalidades extraordinarias se aventuran en nuevas propuestas, trillando diferentes caminos o cambiando la forma de hacer un oficio. Marcando un antes y un después.

 Los puntos clave de la importancia histórica de Herbert son:

1.   Utilización de materiales sin buena reputación propios de las clases populares y del campesino de escasos recursos, para construir residencias de primera calidad, con dos propósitos principales: romper el cliché de que la “buena arquitectura” se hace con materiales nobles, también  que en algún momento esta nueva propuesta de arquitectura, fuera inspiración para las clases menos favorecidas.

2.   Investigación de diversas culturas ancestrales aplicadas a la arquitectura actual para darle un propósito mayor a la simple practicidad y funcionalidad, recuperando principios y valores perdidos en la arquitectura moderna. También la incorporación intuitiva del plano místico y de los fenómenos cósmicos, para que sus obras transformaran al ser humano.

3. Su Increíble talento, para transformar en belleza, plasticidad y elegancia todas sus teorías. Fue un genio, un artista, que no solo se limitó a las viviendas o residencias sino que llevó su arte a otros niveles, como el plano urbanístico.

Su prematura muerte a los 37 años cortó una increíble trayectoria. Por el poco tiempo que pudo ejercer no pudimos conocer otra dimensión de su obra, diferente a la vivienda y un par de proyectos de otra índole, pero con sus propuestas atrevidas en los concursos, podemos darnos cuenta que estábamos frente a un arquitecto controversial y a la vez sensible ante las necesidades de su pueblo.

En los seis años que duró el auge de su carrera, dejó un legado que servirá para varias generaciones de arquitectos y que es sin duda alguna además, una muestra extraordinaria y de excepcional talento, honrando este noble oficio.

Montaña de Cóndor Blanco, Curarrehue, Chile

Noviembre 2016